Hotel Spa en el País Vasco - Historia del Regina

Un Hotel Spa legendario y de carácter en el País Vasco

Construido sobre una meseta elevada que se impone sobre el mar y cerca del Faro de Biarritz, Le Regina es una obra maestra arquitectónica que se divisa a lo lejos por su blancura y su majestuosidad desde 1906. Cuando se evoca la historia del Regina Biarritz Hotel & Spa surge un siglo de vida trepidante, lleno de destellos excepcionales, donde la aristocracia, el mundo de las artes y deportistas de renombre se reunieron y vivieron en armonía en un entorno excepcional. Los muros del Regina Hotel & Spa tienen un alma, seguramente por el siglo de historia que se desprende de esta sensación de ya vivido. Un pasado que se lee, tan pronto como descubrimos el hotel, en sus fachadas de inspiración Belle Époque que se amalgaman tan bien en la ciudad de Biarritz.

  • Title
  •  
  • Title
  •  

Construcción y Arquitectura del Hotel Regina


En 1906 la sociedad parisina del Hotel Regina, deseosa de abrir una sucursal en Biarritz en el barrio del Faro, compra la propiedad y expande el terreno con la adquisición de la propiedad Choisy perteneciente al Golf. Para hacer los planos se recurrió al arquitecto paisajista Henri Martinet, especialista en la construcción de hoteles, casinos y establecimientos termales en Francia y en el extranjero. Hizo construir un edificio de forma pentagonal, cubierto con dos domos y un patio interior, cerrado por un techo vidriado, en el cual se encuentran el jardín de invierno y el restaurante. Las sesenta y ocho habitaciones del palacio daban entonces a las galerías con vista al patio. El estilo arquitectónico del edificio es Segundo Imperio y Art Déco.

La Historia del Palacio Regina Biarritz: de 1907 a la actualidad

El Hotel abrió sus puertas durante el verano de 1907. Una apertura de corta duración, a partir del comienzo de la guerra en 1914, Le Regina fue requisado como hospital militar. Recuperará su propósito original poco después. Durante los años locos Le Regina recibe celebridades del momento y en 1926 se amplía el hotel con su magistral techo vidriado Art Déco que marca hoy su identidad. Pero estalla la Segunda Guerra Mundial y el hotel abre nuevamente sus puertas a los heridos antes de ser requisado y devastado por los alemanes en 1940. Renacerá de sus cenizas en 1952 después de una renovación total. En 1987 la empresa Royal Monceau vuelve a comprar y renueva totalmente el establecimiento antes de revenderlo en 1998 al grupo Accor. A fines del 2013 el grupo Neris cae bajo sus encantos, compra de nuevo el hotel y emprende la reforma Alta Costura que rinde homenaje a los años 20.

  • Title
  •